"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

domingo, agosto 30, 2009

Levantando la cosecha



Desde una azotea de un populoso barrio en plena ciudad de México, declaro formalmente inaugurada la recolección de jitomates hidropónicos. Al cortar la cosecha, sin proponérmelo viene la reflexión, la recapitulación de muchos cuidados, errores y ciertas faltas, pero finalmente aquí están los frutos radiantes y generosos, dispuestos a ser transformados y consumidos. Sobrevivieron al Carnaval, la Semana Santa, la influenza humana, las elecciones y, posiblemente, pese a todos los designios seguirán ahí reproduciéndose todavía después del informe presidencial del mediocre Felipillo.

Y en la planta baja, en el otro jardín macetero, ése sí con tierra, creció con muchos cuidados una planta de acuyo, mejor conocida como: momo, hierba santa, hoja santa, cordoncillo. Esta hoja tiene el poder de restaurar las fuerzas perdidas de las noches por calores agobiantes, malos tragos, búsquedas fallidas de trabajo, discusiones infernales, pésimos tacos, insípidos poetas, amigos mentirosos. Dicen que unas hojas de esta planta, arrimadas en cocimiento por las mañanas, hace hablar antes a los bebes y los inducen a avisar para ir al baño. El chocolate con agua aromatizado con hierba santa, si se les da de tomar a los ancianos, un estremecimiento recorrerá su cuerpo llenándolos de exquisito placer y sacaran de quién sabe dónde un montón de anécdotas y recuerdos olvidados, para que después su andar sea más ligero y ágil. Habrá que probarlo y comprobar los resultados.


Para conjugar la recolección de las cosechas, esta es la receta que se me ocurrió para festejar. Rollitos de Hoja Santa frita rellena de queso Oaxaca y queso de cabra en salsa de jitomate hidropónico y tomate verde. Acompañados de frijoles y un chile de agua que me trajeron de Oaxaca, el cual rellené con otro rollito. Quería rellenar después con ese chile de agua un chile ancho, luego una calabacita, para que así se fuera haciendo un conglomerado de rellenos, pero como no había nada de esas otras cosas a la mano, mejor le paré y ahí quedo listo.

15 comentarios:

Carmen dijo...

Espero que no sean taaan ingenuos y se crean las virtudes que inventé de la hoja santa. Sobre advertencia no hay engaño, pero se vale imaginar.

[[Nutella]] dijo...

Carmen: que bueno que tu si pudiste cosechar, no que nuestros pobres campesinos con tanta sequia, no tienen nada que levantar, simplemente deliciosa tu receta, la hoja santa aca se le conoce como acuyo y muchos la usan para forrar los tamales, yo en si solo la uso para la tos, es buenisima una tasa de te de acuyo con miel y limon, es expectorante y tiene sabor a menta......quiero de esos taquitos me llevo uno pal camino :D

joy tonantzin dijo...

ah! como me gusto tu blog, me dejo con la boca echa agua por probar esta receta...
suenas como esas mujeres que admiro,mujeres que nutren, que alimentan, que protegen, mujeres como mi madre y mi abuela...
gracias

chilangelina dijo...

Estoy que compro mi boleto en este instante para ir a comer contigo.
Y como ya estoy medio anciana, para tirarte dos tres rollos.

Gaviota_mx dijo...

Ay Carmencita, como me haces estremecer desde lejos!

No tienes idea de cuantos recuerdos me trae la hoja santa (que yo conozco como Hierba Santa). Y esos chiles y quesito de Oaxaca!!!

Me saboreo ese plato, aunque sea en foto. Ah y FELICIDADES por tus jitomates, se ven hermosos. Los jitomates sobrevivientes de la Carmen! Bravo!

Capricornio dijo...

Carmen no podia esperar menos de tí. Una rica combinaciòn de historia, naturaleza y fotografía, que lindo post.
Me enamoro de tantos tomates juntos en la cesta, de la hoja santa que no la conocía y muy atinada la receta para complementar. Yo brindo con Calimocho por tì (ver mi blog).

alinitaxula dijo...

paisana por favorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr, aún no he commido y miro tus fotos y digo, que hago aquíiiiiii, me voy con la carmiña hombreeeeeeee ejejeje
abrazos

Ben dijo...

Yo con tanto patio y todo lo que tengo es una maceta con hierbas de olor. El proximo anio seguire tu ejemplo y sembrare un jardin mas grande. Hermosas fotos!

Xerófilo dijo...

Hola Carmen:
Me gusta la imagen de que eres una campesina urbana.
Ciertamente que se dieron bien bonitos los jitomates.
Tus ocurrencias de hacer "matroshkas" (o como se escriba) de comida también están buenas (me refiero a rellenar y rellenar).
Pero me queda una curiosidad:
¿cuántas cosechas esperas obtener?
¿les cayó alguna plaga?
¿los jitomates están tan sabrosos como se ven?
¿cuántas veces tuviste que reforzar el andamio ese?

Saludos y, de veras, que gusto por su cosecha.
RRS

NORA dijo...

En mi vida no he probado la hoja santa =( pero sé que la gente la cultiva en macetas para remedio, para quitar la bronquitis y muchas cosas más. Te felicito por tus tomates que deben de estar deliciosos como se ven, rojos y preciosos! Yo solo tengo una planta de orégano de hoja grande y pulposa muy fragante, que sale donde la pongas.

Besos

Carmen dijo...

Nutella: Eso de la sequía es rarísimo, llueve donde no debe y donde hace tanta falta no cae, es como la mala repartición de la riqueza, hay para unos un montón y para otros ni maíz paloma. Por otro lado a mí me parece que más bien sabe a anis la hoja santa. Saludos.

Joy: Estas invitada a pasar más tiempo junto al fogón. Gracias por tus palabras.

Chila: A ti te ponemos las hojas santas de chiquiadores en las sienes para que te inciten a escribir más comentarios. Beso.

Gaviota: Te extaño mujer, yo a ti. Mis jitomates de verdad que sobreviven pese a todas las infamias.

Ay Capricornio, quiero Calimocho y quiero hartas cosas sabrosas que tú también preparas. Gracias. dicen que la hoja santa también crece en todo Centroamérica. Seguro que ha de haber por tu país.

Alinita: Puedes venir cuantas veces quieras a llenar tus antojos virtuales. Y ya encarrerada pues salta el charco.

Ben: Pues anímate y verás que se siente uno como el demiurgo de su propia ensalada.

Xerófilo: Por ahí te envié un link para que veas hartas cosas raras para comer. Eso de hacer matrushkas alimenticias es algo bien literario,y muchas veces a plan de broma: Tome usted una aceituna rellenela con un higo, luego métala en una codorniz, luego en un pámpano, rellene despues un pollo, despues un lechón y cuando ya este listo y horneado todo, tire el lechón, el pollo, el pámpano, la codorniz, el higo y pruebe la deleitosa y bien sazonada aceituna. ¿Te gustó?


En cuanto a las preguntas:
1. Espero seguir hasta octubre cosechando, han salido como 6 kilos desde que empezamos, y digo empezamos porque Gonzalo es quién los ha cuidado.
2.Un poco, palomita blanca pero eso se atacó con insecticida natural: chile, cebolla, ajo.
El problema fue que cambiamos de proveedor de nutrientes y eso le afectó mucho. Además que cuando empezaron a florear los estábamos matando de hambre pues se le pasó a Gonzalo ponerles más alta la concentración. Eso hizo que no salieran tantos como en otros años.

3. El sabor, es ahi donde se paga tanto trabajo, no se comparan a ningun jitomate que vendan en el mercado. Su sabor es tan dulce, rico, rico y las entomatadas salen buenísmas. Lo mismo las salsas de chile, mmmmh y con un sope fritito en manteca, ahh, ahi te dejo con el antojo.


4.Los andamios y todos los cables que detienen los jitomates es obra de Gonzalo, varias veces les fue poniendo más fuerza para que resistieran. Luego había que cuidarlos del granizo. Porque hubo varias granizadas y las subía a tapar con una lona que astutamente se improvizó para tal fin.


un saludo Xerófilo, gracias por venir.

190.arch dijo...

La señora de los jitomates!
Están ricos??... ya leí que están deliciosos : D

Kako dijo...

Carmen, que maravilloso esto!!!!!, hay que se me hizo agua la boca!

Besazos!

Libradita dijo...

muchas felicidades por tus jitomates, se me hace padrisimo poder tener tu propia huerta, dichosa que tienes ese 1x1m para hacerlo, los chiles se ven buenisimos

Carmen dijo...

Nora: Ricos, ricos los tomates y ¿sabes una cosa? duran un montón una vez cortados, están macisos y no se pudren fácilmente.

Cruela: ¿y te acuerdas cuando me los ninguneaste cuando comenzaron a crecer diciendo que parecían queso con albaca?

Kako: Gracias querida

Libradita: Gracias, no es mucho espacio pero sí se necesita sol y muuuucha paciencia. Gracia por venir.

Chale, palabra verificadora: paness