"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

viernes, enero 01, 2010

Un comienzo y un final, color negro para despedir el año

El final y el principio, muerte y vida. Un ciclo termina. Se acaba un año, inicia otro. Éste que comienza es especial, marca el inicio de una nueva década. Algunos lo ven llegar con indiferencia, otros con esperanza de ver cumplir el esfuerzo de su trabajo, habrá quienes auguren el destino funesto que le espera a este país con el garlito de una lucha armada que se repite cada cien años. El mundo se mueve violento, cruel y no podemos ignorarlo. Sin embargo yo me encuentro con ilusiones y certidumbres por cumplir, me niego a permitir que se diluyan y me entristezcan con el terrible panorama que se da cada principio de año.

Así que este año ya se acabó, pufff, por fin, fue demasiado intenso y desconcertante. Y terminó, se corrió el telón y se puso todo negro, ¡Chachaaán!

¿De qué color se hace una comida para terminar un año? Yo digo que los finales son negros. Se acaba una película y lleva a un fondo negro. Pero no en el sentido negativo y desolador que se le da a ese color, sino simplemente porque quería juntar ingredientes de ese color y hacer algo con ellos.

En la película El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante, de Peter Greenaway, hay un diálogo que se me ha quedado tatuado en la memoria para siempre. Es una conversación que se establece entre Albert y Georgina, personajes de la película. Georgina —Cuándo preparas un menú, ¿cómo le pones precio a cada plato?

Albert —Cobro mucho por lo que sea negro: trufas, aceitunas, grosellas. A mucha gente le gusta acordarse de la muerte; como si dijeran “muerte ahora te como”. Las trufas negras son lo más caro, y el caviar. Muerte y nacimiento. El final y el principio. ¿No le parece apropiado que los productos negros sean los más caros?



Será cierto o será falso, pero a mí los ingredientes de color negro me parecen muy atractivos, seductores, inquietántes.

¿Cuántos alimentos recuerdan de ese color?

Pienso en el huitlacoche: el hongo del maíz, pues sí, es caro y más si se consume fuera de temporada. La etimología en nahuatl de huitlacoche o cuitlacoche es muy curiosa, significa mierda dormida; de cuitlatl, mierda, y cochini, dormida.


¿No lo parece, verdad? Más bien yo los veo como deformaciones bien interesantes que le ocurren al maíz.y transformaciones bien deliciosas después hechas quesadilla de huitlacoche. ¡Mmhmm!

También podría despedir el año con un licuado de zapote negro. Para que no ande diciendo mi vendedora de frutas que la gente ya casi no lo consume.
O despediría el año con arroz djon djon (pronúnciese jon jon). Este djon djon es un hongo de Haití, que al molerse se vierte sobre el arroz imprimiéndole un tono negro, con un aroma y sabor muy ricos. Llegó a mis manos por medio de amigos, como siempre. Mi amiga Estela, ella me enseño a cocinarlo, es más rico y muy diferente al sabor que le da la tinta de pulpo o de calamar para oscurecerlo. También podría haber chocolate negro y no sólo para despedir el año, sino para festejar a mi hija Mariana, la cumpleañera de este día primero de enero. Un pastel de chocolate, pero no sé porqué salió en la foto tan café como la del zapote negro. Y feliz año para todos.

16 comentarios:

Kako dijo...

Carmen, fijate que no había reparado en lo que comentas sobre el color negro en la comida.
Curiosamente, cuando me tocó escoger el menú de navidad, lo primero que pensé fué en un lasaña negra, con relleno de camarones. El negro es un color que me encanta, a diferencia de muchas personas no lo asocio a muerte, me parece elegante, sobrio y combinable.
Me encantó tu despedida de año, tu relato siempre tan interesante de leer y esa foto del maíz desfigurado es fantástica.
Que tengas un año fabuloso, sé felíz y derriba las tristezas.
Un abrazo, kako.

Gabriela, clavo y canela dijo...

Que ''nice'' Carmen!, realmente nunca me habia dado cuenta, es cierto! son caras esas cosas de color negro.El huitlacoche personalmente me parece un ingrediente muy fino, que a veces no le dan su valor..
El Zapote, es la fruta que da orígen al pueblo donde vivo, ''tierra de los zapotes''...
Feliz inicio de año
besos
Gaby

Xerófilo dijo...

Hola Carmen:
Para empezar, lamento el deceso de tu amigo.

Por otro lado, y com siempre, me maravilla la forma en que describes lo que haces,su trasfondo y el por qué.

Me gusta también saber que para ti el año nuevo tiene un significado adicional. Me refiero a lo que dices de Mariana.

Ya casi por último. Las fotos te salieron así porque se disparó el flash.
Si quieres fotos de color "natural" dile a la cámara que no lo active. Pon la cámara en un tripie o sobre algo fijo tipo libro-piedra-ladrillo. Y dispara.

Un gusto seguirte leyendo.

Feliz año, progreso y armonía y todos los vocablos bonitos que siempre se me escapan.

Saludos
RRS

Byte64 dijo...

Carmen,
por estos rumbos el color negro en la comida podría ser unos espagueti o arroz con tinta de sepia, unos tagliolini con liquerizia (ni se si exista la palabra como en México non la conocen) o el carbón dulce que se regala a los niños en día de Reyes magos. O también la fugazza coe purpe (un pan con aceitunas negras molidas), procedente de Genoa, que hice por primera vez hace un par de meses.
El huitlacoche aquí no existe, tampoco el zapote negro, ya sabes, pero los pasteles de chocolate claro que sí!
De todas maneras recibe un fuerte abrazo de Italia y gracias por entretenernos con tus cuentos.
Tlaz

190.arch dijo...

Tlaz, la "liquirizia" en español se llama regaliz (el acento no ortográfico va en al última i), no es muy común en México y casi a nadie de los que venimos de aquéllos rumbos nos gusta.
Acá algo negro y precioso que hay Car, es el tartufo nero (las trufas negras), la primera vez que lo vi y lo olí, juré que era mierda... jaaa... pero cuando lo probé, nunca había probado una cosa igual!!
Esa quesadilla de huitlacoche mi estimada... no tienes la mínima piedad de mí!!!!!!!!

Feliz 2010 : )

190.arch dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Byte64 dijo...

Diana,
gracias por aclarar eso de la regaliz, nunca encontré dulces o caramelos con regaliz en México.

Ciao!

Cirri dijo...

Carmen , un fuerte abrazo, felicidades a tu nena y sigue deleitándonos y hacernos imaginar todos lo que leemos en tu blog. Saludos

Carmen dijo...

Diana y Tlaz: A mí si me gusta el orozuz o regalíz, me gusta su sabor anisado y me encanta el color de esos dulces.

Y déjanme decirles que sí se venden estos dulces y se consiguen los palitos de orozuz en donde venden hierbas.

Lo que me llama la atención es ese carbón que les dan a los chamacos por allá. Cuéntame más de eso.
Saludos y felicidades para ti también

Carmen dijo...

Kako: QUé rico, una lasaña negra, supongo que con sepia o tinta de pulpo. Cuando vengas a México tienes que conocer este hongo, es muy interesante. Felicidades a ti.

Gabriela: Tienes razón, el huitlacoche es un ingrediente muy fino y fusionado con la pasta combina excelentemente bien. Saludo y felicidades.

Xerófilo: Gracias por tus palabras, gracias por tus consejos. Efectivamente se me disparó el flash, ya tendré que cuidarlo esto.

Tlaz: Yo conozco desde niña el regaliz, y siempre me ha gustado.

Diana: Muero por conocer esas trufas negras. Te las cambio por los huitlacoches.

Cirri: Mis mejores deseos para este año para ti también.

Byte64 dijo...

Carmen,
te dejo un enlace a una imagen del carbón dulce para niños!

De hecho se trata de azúcar con una clara de huevo batida y color negro.

Ciao!

Coffee Lovers dijo...

Tu blog es tan delicioso!!! :) no me canso de leerlo! Yo nunca he probado el huitlacoche (y me averguenza decirlo!) Tengo que incluirlo a mi lista de propositos para este 2010!

Un abrazo!

Paloma.

Mar dijo...

A mi me encanta el negro para todo, me gusta en la comida y en el vestir... muy bueno todo lo que has mostrado... ya tienes una nueva seguidora
Un beso

Capricornio dijo...

Se dice que el Mundo y sus arcoiris son de todos los colores, incluyendo al negro.
Negro por elegancia, de luto, de respeto, por raza, por dolor o misterio.

Un color que define a muchas personas y claro está resalta entre las comidas. NO habia caido a pensar en los colores y precios, si he leido que entre más colores tenga un plato más nutritivo es.

Ojalá tengas un año con todos los colores y sus representaciones, el negro es sinónimo de madurez y que tu Alma esa sí, sea cada vez más Blanca. Feliz Año.

arima dijo...

Hola Carmen, saludos desde España, que envidia al ver todos los ingredientes exoticos para mi, recorro los supermercados para poder preparar algo diferente pero es realmente dificil, me ha encantado tu blog. Gracias por el comentario en mi blog, la verdad que costó adaptar la receta.

Saludos!!!!!!!

Nora dijo...

El color negro en la comida me encanta! Mole negro, Relleno negro y el Chirmole de Yucatán, los Calamares y Pulpos en su tinta negra y deliciosa,el Cuitlacoche... y debe haber muchos más!

No olvidemos la cerveza negra, pero que sea artesanal

Besos Carmen